12.5.15

La masonería “Se contradice con Iglesia y siempre estuvo condenada por ella”

 
El Dr. Moreno manifestó que “desde siempre la masonería estuvo condenada por la Iglesia. En el pasado, las condenas eran bien taxativas, explícitas y contundentes, se fulminaba con la excomunión a todo aquel católico que ingresaba a la masonería. A partir de 1983, el nuevo Código de Derecho Canónico atemperó el lenguaje para referirse a los masones y a las penas”.
 
 Aunque aclaró que “no obstante esto, las penas siguen vigentes, al igual que la prohibición de los católicos de ingresar a la masonería”.

 Argumentó que “es mentira lo que dicen los masones, de que para pertenecer no hay distinción de credo ni religión. Esto es una falsedad absoluta a sabiendas, porque saben que la Iglesia mantiene la prohibición a los católicos para ingresar a la masonería”.

 Explicó que “los fines de la masonería están en contradicción con los de la Iglesia, porque la Iglesia tiene como objeto evangelizar al mundo y la masonería tiene por objeto descristianizar al mundo. Por eso, desde el inicio, la masonería trató de separar el Estado de la Iglesia, de instituir leyes de enseñanza laica, el divorcio, en definitiva descristianizar las sociedades”.

 El Dr. Moreno manifestó que “en el pasado, los masones se escondían, pero hoy en día han logrado tal poder y conformado la sociedad de tal modo que ser masón es una cuestión pintoresca o excéntrica o bien hasta tener un toque de distinción”.

 Remarcó que “la masonería se presenta como una sociedad de beneficencia, que promueve la difusión del conocimiento, de la educación, de la salvaguarda de libertades individuales y en definitiva van en contra, no sólo del catolicismo sino de todas las religiones porque para ellos las religiones son supersticiones”.
 
✒ Edgardo Moreno | Nuevo Diario  | .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario